La tendencia inálambrica avanza en el mundo